Go Savefood 2018-10-01T13:01:10+00:00

Proyecto Go Savefood

El ​Proyecto GO SAVEFOOD​ es un proyecto seleccionado para su financiación dentro de la convocatoria para la creación de Grupos Operativos Suprautonómicos en el marco del Plan Nacional de Desarrollo Rural 2014 -2020, financiada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER). En él hay implicadas ocho asociaciones y clusters de la Industria Alimentaria de diversas CC.AA. que buscan colaborar con sus empresas agroalimentarias en analizar la situación actual del Desperdicio Alimentario en la Industria Alimentaria y a establecer medidas de acción y colaboración para su minimización.

Las entidades participantes en este proyecto son:

  • ASOCIACIÓN DE LA INDUSTRIA ALIMENTARIA DE CASTILLA Y LEÓN – VITARTIS
  • AEI CLÚSTER ALIMENTARIO DE GALICIA (CLUSAGA)
  • ASOCIACIÓN DE INDUSTRIAS DE ALIMENTACIÓN DE ARAGÓN – AIAA
  • ASOCIACIÓN EMPRESARIAL DE ALIMENTOS DE ANDALUCÍA – LANDALUZ
  • ASOCIACIÓN EMPRESARIAL DE INDUSTRIAS ALIMENTARIAS DE LA COMUNIDAD DE
  • MADRID – ASEACAM
  • CLUSTER AGROALIMENTARIO DE NAVARRA – NAGRIFOOD
  • CLUSTER DE ALIMENTACIÓN DE EUSKADI
  • FEDERACIÓN EMPRESARIAL DE AGROALIMENTACIÓN DE LA COMUNIDAD VALENCIANA
  • FEDACOVA

Los objetivos de este proyecto han sido establecer estrategias y potenciar la puesta en marcha de actuaciones concretas por parte de las Industrias Agroalimentarias para reducir significativamente las pérdidas de alimentos y conseguir, a medio y largo plazo, un mejor aprovechamiento de los recursos, así como un impacto positivo en la sostenibilidad de la cadena agroalimentaria.

Para lograr estos objetivos, se plantearon los siguientes objetivos específicos:

  • Conocer de la forma más detallada posible la cantidad, tipo y características de las pérdidas de alimentos generadas en las empresas alimentarias socias de los miembros del Grupo Operativo, así como las estrategias para la reducción de desperdicios que aplican actualmente.
  • Identificar en cada subsector productivo los tipos de pérdidas y definir si son o no evitables en función de la normativa aplicable, la tecnología disponible, las exigencias del mercado, así como detectar las áreas potenciales, dentro del proceso productivo, de reducción de dichas pérdidas.
  • Recopilar información sobre estrategias y alternativas de gestión, buenas prácticas y casos de éxito en la gestión de desperdicios alimentarios y proporcionar dicha información, de forma elaborada y clasificada a las empresas alimentarias de forma que puedan poner en marcha acciones preventivas o correctoras, y se logre así una implicación efectiva del sector privado.
  • Establecer prioridades para futuros estudios específicos: para la obtención de productos de mayor valor añadido a partir de las pérdidas inevitables generadas en un subsector concreto…
  • Concienciar, tanto a las empresas alimentarias, como al conjunto del sector y a la población en general de la responsabilidad de cada eslabón de la cadena en la mejora de la gestión de los desperdicios alimentarios.

CONCLUSIONES

Del estudio final realizado en más de un centenar de industrias, en el marco de los trabajos que lleva a cabo el Grupo Operativo Go Savefood, se ha concluido:

  • El 56 por ciento de las empresas destaca que donde más mermas se producen es durante el manipulado y procesado interno (mecánicos, térmicos, biológicos, etc.).
  • En el análisis relativo al producto terminado, el 62 por ciento asegura que la mayor cantidad de pérdidas se producen por devoluciones de distribuidores. Las roturas y la caducidad de los productos son otras de las causas más frecuentes.

Este trabajo pone de manifiesto que, aunque en la fabricación también se producen pérdidas, éstas se han reducido considerablemente en los últimos años gracias a la optimización y digitalización de los procesos productivos de la industria alimentaria.  Según datos de la FAO, solo en la Unión Europea se desperdicia una media de 173 kilos anuales de alimentos por ciudadano. Y en la cadena de suministro, desde el productor hasta el distribuidor pasando por la industria, se podría perder en todo el mundo hasta un tercio de los alimentos destinados al consumo humano.
Alimentación animal

Los desperdicios que se generan en la recepción de las materias primas, en la transformación y en el proceso de manipulado externo y almacenamiento se destinan principalmente a la alimentación animal, aunque también a desechos y descartes. Esta última vía de destino abre una puerta a la investigación y al desarrollo de soluciones para su reaprovechamiento.

Esta iniciativa se enmarca en el Plan Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020, financiada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER).

Importe total de la ayuda: 75.509,49€ cofinanciado en un 80% con fondos FEADER de la Unión Europea.

https://ec.europa.eu/agriculture/index_es